¿Porqué nos gusta mirar pornografía, ventajas y desventajas?

Pese a que hablar de pornografía en nuestros días, todavía es un tema tabú para algunas personas, y en otros casos puede ser controvertido entre quienes están a su favor y quienes lo niegan, la realidad es que prácticamente todas las personas han consumido de manera activa  material pornográfico alguna vez en su vida.

Y es que a las personas simplemente nos gusta ver pornografía, porque aparte de generar excitación sexual, también puede liberar dopamina en el cerebro que es la sustancia encargada de proveer la sensación de placer y bienestar, además es una forma bastante rápida y fácil de liberar esta hormona sin necesidad de realizar mucho esfuerzo.

En cuanto a la industria, las cifras nos dicen que el negocio de la pornografía hasta hace unos años no paró de crecer, y eso solo confirma su gran demanda por parte de las personas, en la actualidad se ha transformado y ahora es más asequible por cualquiera que se quiera involucrar en el negocio de forma independiente sin necesidad de pertenecer a una productora.

Desventajas reales

Independientemente de la posición particular de cada persona, que puede ser influenciada por valores o por lo que considera agradable o no, de una manera totalmente subjetiva y personal, si es cierto que desde un punto de vista académico se pueden decir algunas cosas acerca del consumo excesivo de pornografía.

Básicamente existen estudios de fuentes relevantes que informan que consumir pornografía de manera recurrente y como un hábito común, genera una sobreestimulación de dopamina que se termina volviendo en algo perjudicial a mediano y largo plazo.

El cerebro se da cuenta que puede conseguir dopamina de manera fácil, y termina modificando su estructura y su funcionamiento para pedirle a la persona que le de mas rápidamente, en términos prácticos el cerebro genera  un comportamiento adictivo y provoca ansiedad en las personas por consumir mas y mas contenido pornográfico.

En términos físicos también se reportan cambios y consecuencias, al liberar mas dopamina que con el sexo normal y  de manera mucho mas frecuente, se pueden generar daños cardiacos por ejemplo, también se reporta que el tamaño del cerebro puede llegar a disminuir.

Como dijimos al comienzo, todo esto se debe al exceso de consumo de material pornográfico y se debe mencionar de manera responsable, nada en exceso es bueno, todos lo sabemos, pero no significa que por mirar pornografía de manera recreativa y de vez en cuando te vaya a ocurrir lo mismo.

Por eso lo más importante, como en muchas situaciones de la vida, es la moderación,  el control y manejo de la situación siempre se  debe tener presente, puedes consumir pornografía de manera moderada y esporádica, sin dejar que se convierta en una rutina diaria o necesidad, si sientes lo contrario debes detenerte. 

Ventajas reales

SI utilizas la pornografía de manera  adecuada y la mantienes bajo control, vas a encontrar muchos beneficios positivos como los que te mencionamos a continuación: 

Para masturbarse mejor: Según encuestas este es el principal uso que se le da a la pornografía, la masturbación, y es normal, tener un estímulo visual hace que sea más fácil llegar al orgasmo, podrás tener orgasmos más intensos y fortalecer tu duración con esta ayuda extra.

Conocerse mejor: Gracias a la exposición de la sexualidad de manera abierta, las personas conocen y descubren otros cuerpos y también su propio cuerpo, lo que las ayuda a  descubrir sus puntos de placer, pero también a descubrir muchos de sus deseos más íntimos y sus fantasías.

Aprender de sexualidad: Similar al punto anterior, gracias a la pornografía se puede aprender acerca de sexualidad, sin necesidad de darle un enfoque erótico, y por el contrario verlo con ojos mas analíticos, conocer posiciones sexuales, gustos, limites, entre otras cosas, ayuda a que las personas puedan una vez más, vivir su sexualidad a plenitud.

Calentar motores en pareja: Este es otro de los usos mas frecuentes que se da a la pornografía según las encuestas, y es el de utilizarla como preámbulo para calentar los motores y encender la llama antes de tener sexo con la pareja, no en vano los hoteles y moteles cuentan con televisores y con material erótico a disposición de sus huéspedes, aunque por supuesto también se puede utilizar esta técnica en el hogar.

Conclusiones

la pornografía es natural en el ser humano, desde la prehistoria se practica el Vouyerismo, al ser humano le gusta observar los actos sexuales, y le gusta disfrutar de otros cuerpos.

Es un excelente método para conocer el propio cuerpo, para descubrir los gustos y para aprender sobre la sexualidad, en la actualidad sigue siendo el método favorito de placer, después de las relaciones sexuales.

Aunque es cierto que su consumo excesivo debido a la aparición de dispositivos electrónicos y a su disponibilidad en cualquier momento, puede llegar a generar adicción y otros problemas, por lo que su consumo debe ser moderado y responsable por parte de cada quien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.